Las prestaciones por maternidad quedan exentas de IRPF según el Tribunal Supremo

10 oct 2018
Fiscal - General - Laboral

Hasta ahora la Dirección General de Tributos mantenía que, la prestación de maternidad era la sustitución a la retribución normal del trabajo, esto es que tras el nacimiento de un hijo deja de percibirse la retribución habitual para percibir la propia de la Seguridad Social.

Esta asimilación derivaba en equiparar la tributación de ambos supuestos: si la retribución del trabajo está sujeta y no exenta del IRPF, por qué no iba a estarlo la prestación por maternidad?. Hasta ahora Hacienda aplicaba el criterio de la tributación de esta prestación, y la Seguridad Social retenía consecuentemente a cuenta.

Sin embargo, tras una sentencia por parte del Tribunal Supremo de fecha 3 de octubre de 2018, reafirma lo ya establecido por el TSJM en su sentencia de 29 de junio de 2017, asentando como doctrina el considerar las prestaciones por maternidad como exentas de IRPF.

 En la ley 35/2006 del IRPF, establece en su art. 7 las rentas consideradas como exentas, en cuya letra h) detalla “Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad. También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.” En este redactado se deja fuera de la exención a las prestaciones por maternidad percibidas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, pero el Tribunal Supremo se ha basado en el criterio gramatical de la norma para entender que también se puede extender a la prestación por maternidad tenga el origen en el órgano público que sea.

Esta sentencia se aplica con efectos retroactivos, por lo que quien haya sido beneficiario de una prestación por maternidad desde el 1 de enero de 2014 en adelante, y haya tributado por dicho concepto, podrá presentar un escrito de solicitud de ingresos indebidos, rectificando su declaración de renta presentada para que Hacienda, considerando la nueva doctrina, proceda a la devolución de las retenciones efectuadas por ello, adicionándole los intereses de demora correspondientes.

Quizás en aún pronto para pronunciarse, pero seguramente la Agencia Tributaria habilitará un procedimiento abreviado para agilizar las devoluciones ante la avalancha de solicitudes que se prevén; hasta ese momento, el procedimiento es presentar escrito de rectificación de autoliquidación, solicitando la devolución de lo pagado indebidamente.

En AMG estamos a su disposición  para asesorarle y ayudarle en este procedimiento.

Muchas gracias